Cubierta de piscina en verano

Estamos en las puertas de un verano, que según los meteorólogos, va a ser más frío de lo normal. Un problema pues, para los que nos gusta refrescarnos en la piscina cuando llega el calor del verano, nos encontramos con temperaturas frescas por la noche, que hacen que la temperatura baje mucho haciendo más difícil el baño, porque como se suele decir, de los cuarenta para arriba, no te mojes la barriga!

Bromas aparte, el salto térmico de hasta diez grados que se da en toda la zona del centro y norte peninsular hace que la temperatura del agua en la piscina no suba más allá de los 20º, siendo la temperatura óptima para el baño la que ronda entre los 23 y los 30º.

Habrá verano, pero será más fresco que los anteriores. Así lo ha confirmado este jueves el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Alejandro Lomas. quien explicó que los modelos de previsión apuntan a que este año será más fresco que el anterior.

A lo largo del mes de mayo hubo episodios de bajas temperaturas, en concreto en los primeros y últimos días del mes, así como entre los días 15 y 21. En este mes aún se registraron algunas heladas en zonas altas de los sistemas montañosos del centro y norte peninsular, así como en Castilla y León e interior de Galicia.

El canal meteorológico francés Metèo también afirma que hay un 70% de probabilidades de que los meses estivales muestren un clima fresco y húmedo.

Una persona normalmente puede estar cómoda en la piscina a una temperatura de 22ºC a 24ºC para la práctica de nado continuo o entrenamiento competitivo. Sobre 24ºC hasta 28ºC es agradable para piscina de relax. Con aporte de calor solar y una cubierta de piscina adecuada es posible alargar la temporada de baño de una piscina particular desde primeros de mayo y hasta finales de septiembre.

Pero no sólo se logra extender la temporada, sino que en junio, julio y agosto se pueden obtener temperaturas en rango de 26 a 28ºC, lo que permite bañarse hasta entrada la noche. Un baño a las 22 o 23 horas con temperaturas de 26ºC a 28ºC es una delicia. Además la inercia del volumen de agua, aunque durante la noche y amanecer pierda temperatura, bajara a lo más un grado, lo que además permite el baño incluso a  las 8 AM.

Invertir en cubrir la piscina no es una decisión que debamos tomar a la ligera, pero duplicar o triplicar incluso el tiempo de uso que podemos hacer de ésta puede merecer la pena, y más con estos meses de verano que se avecinan.